La nieta del señor Linh

Desde la primera página este relato me tuvo con el alma en vilo. Me hizo sentir lo mismo que sentía el señor Linh, te hace brotar las lágrimas y la empatía hacía unos personajes cargados de humanidad. Magistralmente, sin dar más información que la necesaria te va llevando por la historia hasta atraparte en ella.

Una fría mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, un anciano desembarca en un país que podría ser Francia, donde no conoce a nadie y cuya lengua ignora. El señor Linh huye de una guerra que ha acabado con su familia y destrozado su aldea. La guerra le ha robado todo menos a su nieta, un bebé llamado Sang Diu, que en su idioma significa «Mañana dulce», una niña tranquila que duerme siempre que el abuelo tararee su nana, la melodía que han cantado durante generaciones las mujeres de la familia. Instalado en un piso de acogida, el señor Linh sólo se preocupa por su nieta, su única razón de existir hasta que conoce al señor Bark, un hombre robusto y afable cuya mujer ha fallecido recientemente. Un afecto espontáneo surge entre estos dos solitarios que hablan distintas lenguas, pero que son capaces de comprenderse en silencio y a través de pequeños gestos. Ambos se encuentran regularmente en un banco del parque hasta que, una mañana, los servicios sociales conducen al señor Linh a un hospicio que no está autorizado a abandonar. El señor Linh consigue, sin embargo, escapar con Sang Diu y adentrarse en la ciudad desconocida, decidido a encontrar a su único amigo. Su coraje y determinación lo conducirán a un inesperado desenlace, profundamente conmovedor.

Tras el enorme éxito de Almas grises, Philippe Claudel ha vuelto a causar un gran impacto con esta exquisita fábula sobre el exilio y la soledad, o lo que es lo mismo, la lucha por preservar la identidad. Su estilo narrativo extremadamente depurado, casi minimalista, marca un punto de inflexión en la trayectoria de Claudel, ganador del Premio Renaudot 2003. La nieta del señor Linh ha sido recibida con entusiasmo en Francia, donde permanece en las listas de los libros más vendidos desde su aparición. Elogiada unánimemente por la crítica y el público, se han vendido más de 200 mil ejemplares y se publicará en once idiomas.

A UN ACTOR QUE PIDIÓ PROLONGAR SU PAPEL

Poema de la semana (19) 25-5-2020

Nadie nos prolonga nuestro papel
en la vida

Debemos representarlo bien, bien

Aunque sea mudo

Reiner Kunze (alemán, 1933
(Version de Ines Griebel y Jordi Doce en el blog de éste, Perros en la playa

Donosti Sound, Antonio Javier Fuentes Soria

RECOMENDACIONES LEER POESÍA.
«Donosti Sound», Antonio Javier Fuentes Soria
Poemas espontáneos que no pretenden esconder ni suavizar ninguna emoción, por eso Donosti Sound es un libro duro y sincero.
Donosti Sound nace de la necesidad irrefrenable de Antonio Javier Fuentes Soria por desahogarse. Convertidos en espectadores de su catarsis, asistimos en sus poemas a la liberación explosiva de los temores más íntimos que le atenazan y del desencanto producido por su comprensión tardía de la condición humana.
Al igual que la corriente musical de los noventa, Donosti Sound es un libro de sonidos sencillos vertebrados por un tono gris y melancólico. El autor camina con seguridad entre la cotidianidad de un paisaje compuesto de pocos escenarios: su casa, los bares, su familia, sus amistades. Son poemas espontáneos que no pretenden esconder ni suavizar ninguna emoción, por eso Donosti Sound es un libro duro y sincero.

EL BAILE, Irène Némirovsky Traducción: Gema Moral Bartolomé

A

RECOMENDACIONES de la librera de Merienda de Letras
EL BAILE, Irène Némirovsky Traducción: Gema Moral Bartolomé. Es un relato breve, lleno de fuerza, de matices. Impresionante. Esta es mi recomendación para hoy.

Autora de la recién descubierta Suite francesa, publicada póstumamente y aclamada por la crítica y el público de media Europa, Irène Némirovsky mostró desde muy joven un talento excepcional. Con veintisiete años de edad, Némirovsky saltó a la fama con esta breve joya literaria sobre la venganza de una adolescente, editada en Francia en 1930 y traducida al castellano en 1986.

Instalados en un lujoso piso de París, los Kampf poseen todo lo que el dinero puede comprar, excepto lo más difícil: el reconocimiento de la alta sociedad francesa. Así pues, con el propósito de obtener el codiciado premio, preparan un gran baile para doscientos invitados, un magno acontecimiento social que para el señor y la señora Kampf supondrá, respectivamente, una excelente inversión y la soñada apoteosis mundana. Pero en casa de los Kampf no todos comparten el mismo entusiasmo. Herida en su orgullo por la prohibición materna de asistir al ágape, Antoinette, de catorce años, observa con amargura los agitados preparativos del baile y siente que ha llegado la ocasión de enfrentarse a su madre, afirmarse a sí misma y realizar su propia entrada en la edad adulta. Con un breve gesto, tan impulsivo como espontáneo, provoca una situación absurda que culminará en un final dramático y revelador.

Dotada de una afilada percepción psicológica, Némirovsky condensa en pocas páginas una historia donde la difícil relación madre-hija y el ansia de reconocimiento social se funden con la pasión por la vida y la búsqueda de la felicidad. Una obra indispensable de uno de los grandes escritores del siglo XX.

La uruguaya Pedro Mairal

Pedro Mairal, La uruguaya. Premio Tigre Juan 2017.
Os puedo asegurar que me ha tenido enganchada desde el principio hasta el final. Generalmente los Libros de Asteroide nunca me defraudan. Son cuidados, títulos escogidos. La vida de un tipo contada en un día, así es como yo resumiría esta novela.
Narrada con una brillante voz en primera persona, La uruguaya es una divertida novela sobre una crisis conyugal que nos habla también de cómo, en algún punto de nuestras vidas, debemos enfrentarnos a las promesas que nos hacemos y que no cumplimos, a las diferencias entre aquello que somos y aquello que nos gustaría ser.
Sinopsis:
Lucas Pereyra, un escritor recién entrado en la cuarentena, viaja de Buenos Aires a Montevideo para recoger un dinero que le han mandado desde el extranjero y que no puede recibir en su país debido a las restricciones cambiarias. Casado y con un hijo, no atraviesa su mejor momento, pero la perspectiva de pasar un día en otro país en compañía de una joven amiga es suficiente para animarle un poco. Una vez en Uruguay, las cosas no terminan de salir tal como las había planeado, así que a Lucas no le quedará más remedio que afrontar la realidad.

Publicada con gran éxito en Argentina en 2016, La uruguaya ha confirmado a Mairal como uno de los más destacados narradores de la literatura argentina contemporánea.

EL RETO

Quiero comenzar a compartir con vosotros una serie de cuentos sobre los cuales os iré adjuntando unas reseñas de LA VANGUARDIA / Cultural.

Será la SEMANA DEL ÁLBÚM, Comenzamos con EL RETO, de Pilar Serrano, ilustrador David Sierra Listón. Editorial Libre Albedrío
Un divertido cuento que nos habla de unos de los sentimientos más «comunes» entre los niños, los celos.
Mapache tiene celos de Ardilla. Ella es una estupenda acróbata y todos los animales del bosque la admiran, pero Mapache está convencido de que es solo cuestión de suerte. Para demostrar a todos que lleva razón le propone un reto.
Os dejo el enlace. Este cuento podréis adquirirlo en nuestra librería.
https://www.lavanguardia.com/cultura/culturas/20191031/471287828633/cuentos-infantiles-setmana-del-album-literatura-infantil-y-juvenil.html

TÚ NO SABES

dav

Poema de la semana (18) 18-5-2020

“TÚ NO SABES…”

Levantar el papel donde escribimos
y revisar mejor debajo

Levantar cada palabra que encontramos
y examinar mejor debajo

Levantar cada hombre
y observar mejor debajo

Levantar a la muerte
y escudriñar mejor debajo

Y si miramos bien
siempre hallaremos otra huella.
No servirá para poner el pie
ni para aposentar el pensamiento
pero ella nos probará
que alguien más ha pasado por aquí.

Roberto Juarroz
(argentino, 1925 – 1995)

Agradecemos como siempre a nuestro amigo y colaborador, Pedro L. Cuadrado, su participación en este blog seleccionando cada semana para nosotros estos poemas.

DESTACADOS EN NUESTRA LIBRERÍA ESTE MES

Destacamos estas obras en este mes de mayo. Os la recomiendo ¡TODAS! RIALTO 11, Belén Rubiano. Ante todo, la valía de estas páginas, que el lector recorrerá entre la carcajada libre y la más profunda empatía, reside en la vitalidad y el personalísimo estilo con el que Rubiano nos habla de su particular devoción por los libros y de cómo uno puede llegar a arriesgar cualquier seguridad por perseguir un sueño. Del mismo estilo, desenfadado pero riguroso y serio a nivel histórico, tenemos SEÑORAS QUE SE EMPOTRARON HACE MUCHO, Cristina Domenech. Mujeres que se rebelaron contra el matrimonio y rompieron las reglas de etiqueta. Rebeldes, genias, decadentes, artistas… Señoras que, pese a todas las dificultades de su tiempo, se atrevieron a expresar su sexualidad y desafiar a su época. ‘UNA HABITACIÓN PROPIA’ de Virginia Woolf Una habitación propia tal vez sea la obra más famosa de Virginia Woolf. Se trata de un célebre ensayo publicado en 1929 cuya tesis fundamental es: «Una mujer tiene que tener dinero y una habitación propia para poder escribir novela». Un clásico sobre escritura y género. Me ha gustado la maravillosa forma de escribir de esta mujer adelanta a su tiempo, lecturas que como la siguiente que os recomiendo hay que leer con perspectiva histórica. LA MUJER DEL PORVENIR, Concepción Arenal es un ensayo que me ha sorprendido por la fuerza y determinación de su autora.

1820-2020: bicentenario del nacimiento de Concepción Arenal
La mujer del porvenir (1869 es un tratado en el que Concepción Arenal analiza la inferioridad en la que vive la mujer y la marginalidad que sufre respecto del hombre. A la vez, aporta medidas y soluciones para acabar con dicha situación, como mejorar su educación. La presente edición incluye, además, otro sobresaliente ensayo, La mujer de su casa (1883), en el que la autora vuelve a las ideas presentadas en La mujer del porvenir para revisarlas y aportar una perspectiva más madura. Nunca hasta ahora se habían publicado en un mismo volumen. Ambos tratados nos ayudan a entender la situación de la mujer hace más de un siglo y nos dan herramientas para analizar con detalle las mejoras conseguidas en la lucha por la igualdad en los últimos tiempos y para establecer futuras reivindicaciones.

«Los que se dirigen a ti suelen tener la idea de atraerte a su creencia, a su opinión; mis pretensiones son más modestas: no intento persuadirte ni convencerte; toda mi ambición se limita a que al concluir estas páginas, dudes y digas, primero para ti y después para los otros: “¿Si tendrá razón esta mujer en algo de lo que dice?”».
Concepción Arenal

DESTIERRO

Poema de la semana (17) 11-5-2020

DESTIERRO

Yo no vine a este mundo
para meterme en sobresaltos
versátiles, en vientos
locos de cuarzo y yesca.

Yo no pedí la vida. Ella llegóse
tan subrepticia como falsa-
mente feliz y derramada
sobre mi pantalón enamorado.

Pedí a la religión su trascendencia,
su mano mágica, su incienso
y la oración-en-púlpito
que me volteara lo mentido.
Pero un rapto precoz, un andamiaje
no angelical me sobrevive
cuando camino a solas
y es todo como el eco.

Gabino-Alejandro Carriedo

(1923 – 1981)

DÓNDE SE FORJAN LOS SUEÑOS. Capítulo V Campamento Inesperado

Sofía continuó leyendo la hoja de periódico hasta que esta se desprendió del escaparate a causa del viento.
Todos quedaron muy impresionados y sumamente perdidos ante tal situación. ¿Qué sucedería ahora? ¿Qué iban a hacer? ¿Cómo pasarían los días? Estas preguntas se las hacían unos a otros en una algarabía atroz.
Todos hablaban a la vez, y como todos hablaban, pues poco a poco se iba subiendo el tono de voz hasta que acabaron gritándose los unos a los otros.
Dragón Cartón de Huevos lanzó un rugido.
• ¡Basta ya, por favor!
Las paredes retumbaron, y todos se quedaron en silencio.
• Así no haremos nada. No podremos ponernos de acuerdo porque no nos escuchamos. -prosiguió- Lo mejor es hacer un turno de palabra y que cada uno vaya exponiendo sus ideas. La señorita Sofía, ha mencionado que, según el periódico, el país está confinado.
• ¿Confitados? -pregunto Ovejita
• ¡Ja, ja, ja, ni que fuéramos mermelada! -soltó una carcajada Cerdito Rosa. Y todos comenzaron a reír
Dragón Cartón de Huevos volvió a rugir.
• ¡Orden, orden! CON-FI-NA-DOS, Ovejita, esto significa que debemos permanecer encerrados. Nosotros y toda la población, cada uno en su casa.
• ¡Claro, pero nosotros somos muñecos! ¿Dónde íbamos a ir sin la librera? – preguntó indecisa Ovejita
• No divaguemos, por favor. -Intervino Merceditas- Yo propongo que hagamos una lista de actividades ahora que vamos a estar tanto tiempo juntos, ¿qué os parece? Podemos jugar, leer, dibujar, contar historias, hacer gimnasia, bailar…
Entonces todos volvieron a hablar a la vez, y a interrumpirse los unos a los otros. De repente, la señora Orchidaceae tosió y todos volvieron sus miradas hacía ella.
• Si me lo permiten, – dijo- creo que lo más acertado será hacer un “timestable” o calendario de tareas, en el cual se puedan organizar las diferentes actividades, los participantes, y la periodicidad, o para que los más pequeños lo entiendan, cuántas veces se podrá repetir esa actividad. Tómenlo como si fuera un… ¡Campamento inesperado!
• Muy buena idea, señora Orchidaceae. Pongamos mano a la obra.
Y así comenzaron a organizarse. Cada uno fue proponiendo aquellos juegos que más les gustaban como, por ejemplo, jugar a las estatuas, al 1,2,3 pollito inglés, a Rayuela. Entre Borja, la hormiga, y Mimí hicieron un tobogán utilizando cajas vacías del almacén. Doña Fresita propuso cantar canciones y Laura, jugar a tres en raya. Merceditas se ofreció a contar un cuento todas las noches y Dragón Cartón de Huevos a narrar historias de sus aventuras por los diferentes países y castillos donde había vivido. Todos participan activamente, menos la señora Orchidaceae, que seguía distante y algo alicaída.
Cada día se disponían una serie de tareas. La verdad es que lo pasaban muy, muy divertido.
Un día, bien tempano Cerdito Rosa se levantó el primero y descubrió una de las maravillosas flores amarillas de la señora Orchidaceae en el suelo. En seguida fue a avisar a los demás. Aunque les resultaba algo antipática, no querían que le pasara nada malo. El aspecto de la planta iba empeorando. Cada vez sus hojas brillaban menos e iban tomando un color amarillento.
• No tiene muy buena pinta, ¿verdad Sofía? -pregunto Cerdito Rosa a la vaca
• No. Creo que está enferma. – respondió Sofía
• ¿Crees que tiene el Covid-19? – Pregunto Cerdito Rosa
• ¿La señora Orquídea está enferma? ¿Acaso tiene el confitado Covid-19 de Wuhan? -grito Ovejita, que era la más miedosa de todos y también la más pequeña.
• ¡Madre mía Ovejita, qué lío tienes! Hasta un niño de dos años sabe que confitar es endulzar, bañar de azúcar una fruta, por ejemplo, para hacerla más agradable. No estamos CONFITADOS, sino CONFINADOS que es muy diferente, es decir encerrados. Ya te lo hemos explicado alguna vez. – afirmó pacientemente la vaca Sofía.
Pasaron algunos días y la señora Orchidaceae no mejoraba. Muy al contrario, había perdido todas las flores, y sus hojas languidecían. Todos andaban muy preocupados por ella. Todos pensaban que la pobre señora Orquídea tenía el Covid-19. Hicieron un círculo con libros de segunda mano marcando una distancia prudente. Y aislaron a la señora Orquídea dentro de él. La miraban con recelo y ninguno osaba a acercarse.
Una mañana, después de jugar al pilla-pilla entre los libros, Mimí se escondió tras otra de las plantas que adornaban la pequeña librería. Está también presentaba una aspecto mustio y triste. Era una pequeña plantita a la que llamaban Mr. Money.
Mr. Money se inclinó sobre nuestra muñeca y le pidió agua.
• ¡Agua, agua! Necesitamos agua, – susurraba- no tenemos nada extraño, ni la señora Orquídea, ni yo. ¡No me mires así! Solo necesitamos que nos rieguen. ¡Llevamos semanas si recibir una gota de agua! -musitaba casi sin fuerzas al oído de Mimí. A la pequeña planta también comenzaban a amarillearse las hojas.
• ¡Por supuesto! Ahora mismo solucionamos esto- repuso Mimí.

Idearon una manera de llevar agua hasta las diferentes plantas que había en la librería. Hicieron entre todos en una cadena y poco a poco desde el aseo hasta el escaparate fueron pasándose un pequeño vaso de plástico lleno del preciado líquido. Tuvieron que dar muchos viajes. Tardaron mucho tiempo, pero al final las plantas quedaron regadas.
Aquella noche Merceditas leyó un cuento muy bonito, y doña Fresita recitó un poema muy cortito. Todos fueron a dormir muy cansados por el tremendo esfuerzo.
A la mañana siguiente las hojas y tallos de las diferentes macetas estaban radiantes, se habían recuperado. Doña Orchidaceae, se sintió muy agradecida, pidió disculpas por lo distante que había estado hasta ese momento y prometió que sería una más de la familia que vivía en la librería “Merienda de Letras”.